Diócesis de Chiclayo
Elías Aguirre 850, Chiclayo Lambayeque - Perú(074) 23-3554

OBISPO DE CHICLAYO CELEBRA MISA EN HONOR A SAN JOSÉ OBRERO

El miércoles 2 de mayo, el Obispo de Chiclayo, Mons. Edinson Edgardo Farfán Córdova, O.S.A., celebró la misa en honor al santo San José Obrero, acompañado del Párroco, RP. Fabián Vallejos Malca, vicarios y sacerdotes invitados. También se contó con la presencia del del alcalde distrital Ing. Edwin Vásquez.

Esta celebración eucarística forma parte de las actividades por el aniversario 55 de la Parroquia San José Obrero, de la Victoria, Chiclayo. Debido a la magnitud del evento, la santa misa tuvo lugar en las afueras de la Parroquia, donde se había colocado un estrado para los celebrantes y un espacio para todos los fieles asistentes.

Durante la homilía, Mons. Edinson Farfán habló sobre el motivo de la celebración a San José obrero en la iglesia universal: “Por medio de José. entró Cristo al mundo de una manera ordenada, sin extravagancias, en una familia sin escándalos. Por eso, la iglesia es deudora de María, que dijo sí a la maternidad divina, pero también deudora de José, que cumplió la gran misión de ser padre de crianza y esposo original, con fidelidad total al plan de dios. Por este motivo, celebramos hoy esta solemnidad de San José Obrero, el esposo fiel y trabajador”.

También, habló sobre la verdad bíblica de José, el padre de Jesús y el esposo fiel y original de María: “El ángel le dijo a José: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu mujer, porque lo que he engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a dios a un hijo y tú le pondrás de nombre Jesús, porque el salvará a su pueblo de sus pecados”. En estas palabras, está el núcleo central de la verdad bíblica de San José, porque al hacer la imposición del nombre, derecho del padre, el ángel está afirmando la paternidad de José”.

Asimismo, habló sobre el ejemplo de vida que nos deja San José como santo del silencio y eslabón importante en la historia de la salvación de la humanidad: “San José nos enseña que no es importante hacer muchas cosas, para llamar a atención, sino hacer bien la tarea que corresponde a cada uno y hacerla con responsabilidad y fidelidad. Dios no necesita nuestras obras, sino nuestro amor, decía santa teresa. (…) José es el santo del silencio. Un silencio profundo que da fruto, que resplandece, que irradió en su alrededor más por el ejemplo que por las palabras (…)”.

Por último, dio recomendaciones sobre cómo debemos vivir como cristianos, a ejemplo de San José Obrero, para agradar a dios y cumplir con la misión que el nos ha encomendado a cada uno: “Toda perfección no consiste sino en someterse, y que la gloria del cristiano no reside en las tareas y misiones deslumbrantes, sino en el cumplimiento de lo que dios quiere. Los apóstoles brillaron en el mundo como estrellas en la misión y en la evangelización. En cambio, José, lo hizo ante los ojos de Dios, porque Dios conoce nuestro corazón; él sabe lo que hay dentro, nuestro interior y por ello tenemos que agradar a Dios, porque él sabe si estamos llevando la misión con responsabilidad o fidelidad”.

Chiclayo, 4 de mayo de 2024.

P. Fidel Purisaca Vigil

Director

Oficina de Medios de Comunicación Social

Diócesis de Chiclayo – Perú.